El arbitraje

Resolución de conflictos de forma más ágil, económica y sencilla

El arbitraje es una alternativa a la vía ordinaria para obtener justicia. A través del arbitraje se resuelven los conflictos de una forma más ágil, económica y sencilla, dando como resultado una sentencia de obligado cumplimiento llamada laudo y que tiene la misma validez que las sentencias obtenidas por un juez en la justicia ordinaria.

La justicia arbitral se desarrolla en su totalidad por escrito a través de una serie de documentos y pruebas documentadas sin que sea necesaria la presencia de las partes. Esto se traduce en un importante ahorro de costes y de tiempo, agilizando en gran medida los procesos.

La Ley 60/2003, de 23 de Diciembre, de Arbitraje, reconoce el arbitraje institucional en su art. 14, facultando para administrar justicia arbitral a corporaciones de Derecho público y a otras entidades, otorgándoles así fuerza jurídica como organismos arbitrales y controlando su actividad tutelando y velando porque se realice conforme a los requisitos legalmente establecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *